Tecnologias de salud: Los Tensiometros

by infov . 0 Comments

Cada vez encontramos más ejemplos de cómo las nuevas tecnologías nos ayudan en el cuidado de la salud: desde webs dedicadas a los tensiometros que nos ayudan a elegir el tensiómetro más adecuado a todos los wereables que nos informan de nuestras constantes vitales a lo largo del día y en respuesta a determinados ejercicios y actitudes.

Y no sólo eso: son decenas las aplicaciones que nos permiten compartir nuestro recorrido de running en las redes sociales, la velocidad media, la velocidad punta… También las que nos sirven para mejorar las prestaciones en nuestro entrenamiento en bicicleta, las que nos permiten hacer rodillo encasa siguiendo el perfil de la etapa del Tour que el día anterior veíamos emocionados en el salón de casa…

Tensiometro

Como en tantas otras facetas de la vida, la tecnología no es buena ni mala per se; lo es según cómo la utilicemos. Utilicemos el famoso ejemplo de las armas ¿Son malos los cuchillos? Pues según: son muy malos cuando lo sujeta un ratero frente a nosotros en un callejon oscuro y muy buenos cuando queremos partir esa exquisita chuleta que tenemos en nuestro plato.

De la misma manera, utilizar páginas web que nos ayuden a elegir los mejores productos para nuestra salud nos ahorrará tiempo y añadirá eficiencia a nuestro gasto, pero dedicar nuestras horas libres a navegar por internet en busca de la respuesta perfecta a nuestra busca es una pérdida de tiempo. Utilizar aplicaciones que nos estimulen a correr y a mejorar nuestras marcas puede mejorar mucho nuestro estado de forma, pero vivir obsesionado por batir a nuestros amigos, correr más que ellos y más rápido nos puede hacer perder un poco el norte. Tener un reloj que nos informa de nuestra frecuencia cardiaca y respiratoria nos puede ayudar a mejorar nuestro estado de forma, pero analizar si nos sube la frecuencia más o menos según el número de veces que miremos el whatsapp podría diagnosticarse cuando menos de un trastorno obsesivo.

Por lo tanto, no demonicemos las nuevas tecnologías ( una tentación que tenemos siempre los humanos cada vez que aparece algo nuevo en nuestras vidas y nuestra sociedad) pero tampoco pensemos que son la solución para todos los problemas de salud y que con su sola cercanía tenemos asegurada la vida eterna. Aprovechemos todo lo bueno que nos ofrecen y usémoslas con cabeza y sentido común y seguro que conseguiremos mejorar nuestro estado de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *